Aprendiendo a andar en moto

Avatar admin | julio 18, 2016

Conoce lo básico y ve a andar en moto

Si lo tuyo son los automóviles, pero estas pensando en un giro radical y quieres comprarte una moto, pero no tienes ni idea de cómo se usan, en Motor-Test.TV te damos una breve explicación para que conozcas lo básico y puedas ir a rodar…

Lo primero que debes tener en cuenta es que es necesario estar equipado: contar con un casco y chamarra en caso de algún impacto, unos guantes y de preferencia usar botas o zapatos cerrados.

Conocer  perfectamente donde están situados  los elementos básicos:

Embrague o clutch (mano izquierda) se apoya en un puño fijo, y con la ayuda de los dedos índice y medio se presiona suavemente para realizar cambios de marcha.

Palanca de cambios (pie izquierdo) se apoya en una estribera fija, ahí se encuentra una pequeña palanca, que se mueve hacia arriba o hacia abajo con el empeine o casi la punta de la bota, para seleccionar la posición de la caja de cambios que requieras, normalmente se encuentran de la siguiente manera:

6ª marcha

5ª marcha

4ª marcha

3ª marcha

2ª marcha

NEUTRAL

1ª marcha

Acelerador y freno delantero (mano derecha)  el acelerador se acciona con el puño, bajando la muñeca y girando hacia atrás, para el caso del freno, tomas la maneta y presionas ligeramente, concentrándose el peso en la rueda delantera.

Freno trasero (pie derecho) queda justo bajo la bota que se apoya en una estribera fija, se trata de una palanca que se acciona haciendo un poco de presión con la punta del pie según la intensidad requerida.

La mejor manera para frenar, es utilizando ambos frenos, al igual que el frenado de motor.

Ahora que conoces los elementos básicos, siéntate sobre la moto, apoya ambos pies en el suelo, agarrando el manillar por ambos puños y coloca la posición neutral, arranca la moto asegurándote que el botón de corte se encuentre en ON (botón rojo en el puño derecho).

Presiona el embrague y mueve tu palanca de cambios hacia abajo para engranar la 1ª marcha, suelta poco a poco la maneta al mismo tiempo que aceleras.

Cuando comiences a avanzar sube los pies colocándolos en sus respectivas estriberas, continua avanzando hasta que necesites cambiar de marcha (recuerda presionar el embrague y realizar los cambios) ¡Y listo estarás rodando! Aunque el proceso suena un poco confuso, es más sencillo de lo que parece, recuerda practicar y practicar y así conseguir el mejor resultado.

-Redacción-

Comentarios


A %d blogueros les gusta esto: